¿Estás pensando en comprarte un coche de segunda mano? Si la respuesta es sí seguro que ya habrás pensado en todo lo que debes revisar antes de cerrar un acuerdo de compra-venta. Pero ¿lo tienes todo controlado? ¿seguro que no te dejas nada? Toma nota de este listado de puntos a revisar antes de que sea demasiado tarde y evita sorpresas de mal gusto.

A veces nos dejamos llevar por la primera impresión y después nos llevamos un chasco. En los coches de segunda mano, como en las personas, lo importante es el interior. Así que cuando encuentres un coche que te robe el corazón, no te dejes llevar. Revísalo bien y sobre todo intenta comprárselo a un concesionario, taller o particular que te inspire confianza.

Revisión exterior
 

SEAT Ibiza

El exterior es lo primero que se ve y lo primero en lo que nos fijamos a la hora de comprar un coche, tanto nuevo como de segunda mano. Sin embargo, si no se revisa bien podemos estar comprando gato por liebre. De modo que toma nota de los aspectos de la parte exterior que debes revisar antes de tomar decisiones.

1. Carrocería

A simple vista puede parecer que está muy bien. Pero no debes quedarte con ese primer vistazo superficial, sino que es importante que observes la carrocería bien de cerca en busca de posibles arañazos, abolladuras y juntas oxidadas. Si las encuentras y el coche te gusta mucho, no pasa nada. Siempre se puede llegar a aun acuerdo para que te lo arreglen y estrenarlo como nuevo.

2. Faros, luces e intermitentes

Asegúrate de que los faros y los intermitentes están en buenas condiciones y si encuentras alguna fisura o golpe dilo para que te lo arreglen.

3. Lunas y espejos

Una luna con fisuras, rayas o picada puede desembocar en un cristal roto que haya que cambiar en poco tiempo, lo cual implica un desembolso importante. Fíjate bien que todos los cristales estén en perfecto estado y que los retrovisores se muevan sin problemas.

4. Neumáticos

Los neumáticos son una de las partes más importantes del coche y aunque a simple vista los veas bien revísalos con atención en busca de posibles grietas. Presta atención a las ranuras de las ruedas para detectar un desgaste excesivo y muy importante, fíjate en que el desgaste de la rueda sea regular, de lo contrario puede que vayas a comprar un coche con alguna avería grave. Si notas que alguna rueda está deshinchada comprueba la presión, no sea que tenga alguna fisura y te toque renovarla a la primera de cambio.

5. Parachoques

Los parachoques, como su propio nombre indica, son una de las piezas externas del coche que más golpes sufren. Mira que no tenga fisuras y sobre todo que esté bien fijado.

6. Tubo de escape

Aunque es más difícil de ver, revisa que el tubo de escape no tenga grietas. Para ello deberás ponerte debajo del coche, pero más vale darle un vistazo y asegurarte de que está en buenas condiciones.

Revisión interior
 

Cuando hablamos del interior no nos referimos sólo a la tapicería, cinturones, airbags y demás. Sino también a piezas clave como el motor, embrague, cambio de marchas, etc… En cuanto a la tapicería es importante que no haya manchas profundas o quemaduras. También deberás revisar que los cinturones se deslicen con normalidad y que no estén rotos. Además de comprobar que los anclajes funcionan correctamente.

1. Dirección

Para poder comprobar si la dirección del coche está en buen estado lo mejor será que lo pruebes. Así que pide que te lo dejen conducir en carretera y comprueba que todo está en orden. Presta especial atención a ruidos extraños procedentes de la dirección asistida. En algún momento prueba a soltar el volante para comprobar si la dirección está alineada o se desplaza hacia algún lado.

2. Frenos

Con el coche en marcha prueba cómo frena. De este modo podrás comprobar si el freno va duro, está demasiado suelto o hace ruidos extraños, en ese caso pide que te lo revisen. El freno de mano también debes tenerlo en cuenta.

3. Motor

El motor es uno de los órganos vitales del coche, así que presta especial atención a posibles ruidos procedentes del motor. Comprueba que el ralentí es regular y que funciona sin paradas. De lo contrario empieza a buscar otro coche.

4. Suspensión

La manera más sencilla de comprobar si la suspensión están en buenas condiciones es apoyarte con el brazo encima del capó, justo encima de una de las ruedas. Si rebota o se balancea excesivamente es indicativo de que hay que cambiar la suspensión.

5. Cuadro de mandos

Los kilómetros que pueda tener un coche de segunda mano es lo que marca la diferencia. Puedes estar comprando un coche de segunda mano con 5 años y 100.000 kilómetros o uno de 2 con los mismos kilómetros. Así que fíjate más en los kilómetros que en los años que tiene. Como ya sabes existen formas para trucar el kilometraje de un coche, sin embargo la revisión de todos los puntos clave que te acabamos de explicar no engaña a nadie.


Si una vez revisados todos los puntos anteriores sigues queriendo comprarlo, antes de tomar la decisión y adelantar dinero, comprueba que toda la documentación, impuestos de circulación, multas y revisiones de ITV estén al día. Para ello sólo debes dirigirte a la DGT y te darán toda la información. Y lo más importante, elige bien al vendedor. En Seat Auto Esteller Vinaròs, Amposta y Tortosa vendemos coches de ocasión. Tanto de segunda mano como de kilómetro cero y de gerencia. Si estás interesado puedes visitarnos, pedir cita o ver los coches disponibles en nuestra web haciendo clic aquí.